viernes, 19 abril 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

El Síndic reprocha a València no atender su consejo en favor del derecho de información de los ediles

Esta resolución se produce tras la queja presentada por el concejal de Compromís Sergi Campillo por la falta de respuestas a sus preguntas en el consistorio

El Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana ha reprochado al Ayuntamiento de València no haber atendido la recomendación que le trasladó para que por medio del “derecho de amparo de la Alcaldía” se tutelara y protegiera “el derecho de información de los concejales ejercido a través de la presentación de solicitudes o de preguntas”.

Así se recoge en la resolución de cierre de expediente de queja que el defensor del pueblo valenciano emitió el pasado 4 de marzo sobre el trámite abierto a partir de la queja presentada en noviembre de 2023 por el concejal de Compromís Sergi Campillo respecto a una pregunta formulada en octubre de ese año en la Comisión de urbanismo, Parques y Jardines, Espacios Naturales y Mejora Climática y dirigida a la Delegación de Parques y Jardines.

En su escrito, consultado por Europa Press, el Síndic de Greuges señala que aunque “el Ayuntamiento de València ofrece a los concejales la posibilidad de comunicar a la Alcaldía la falta de respuesta a las preguntas, en realidad, no acepta la resolución” que le trasladó sobre ese tema en enero pasado.

El defensor del pueblo valenciano recuerda que recomendó al consistorio, “de conformidad con el principio que consiste en efectuar una interpelación favorable al ejercicio de los derechos fundamentales, el derecho de amparo de la Alcaldía tutele o proteja el derecho de información de los concejales ejercido a través de solicitudes o de preguntas cuando en estas se soliciten datos e informaciones preexistentes”.

Asimismo, sostiene que “el artículo 18.3 del Reglamento Orgánico del Pleno señala que el derecho de amparo habrá de ser resuelto por la Alcaldía en el plazo máximo de diez días naturales” y apunta que en la “nueva vía propuesta” por el consistorio para “comunicar a la Alcaldía la falta de contestación a las preguntas dirigidas al pleno” por parte de un concejal “no hay ningún plazo máximo de respuesta”.

De este modo, el Síndic de Greuges concluye que “se hace evidente que desde el Ayuntamiento de València no se han realizado las actuaciones necesarias para atender las recomendaciones” de esta institución “contenidas en la resolución de consideraciones” dirigidas a esta administración local que emitió en enero pasado.

“Este comportamiento ha impedido conseguir, de manera efectiva, la satisfacción de los derechos reclamados por la persona promotora de la queja”, expone el Síndic de Greuges.

“ABSOLUTA FALTA DE TRANSPARENCIA”

Tras conocer esta resolución de cierre de expediente emitida por esta institución, el grupo de Compromís en el Ayuntamiento de València ha resaltado, en un comunicado, que con ella se da respuesta a la queja de Sergi Campillo “ante las deficientes respuestas que da el gobierno –local– de PP y Vox a las peticiones de los grupos de la oposición en plenos y comisiones”.

Este edil ha afirmado que esto es “una muestra más” de “la absoluta falta de transparencia de –la alcaldesa de la ciudad, María José– Catalá (PP)”.

Compromís ha recordado que Campillo planteó “un recurso de amparo” a la primera edil “por la falta de respuesta del gobierno municipal a una pregunta en la Comisión de Urbanismo” y ha señalado que la Alcaldía realizó entonces “una interpretación restrictiva del derecho de amparo y no aceptó el recurso del concejal”.

Asimismo, ha precisado que ahora, “el Síndic de Greuges recuerda que las preguntas por escrito a plenos y comisiones son parte del derecho de información y que el Reglamento Orgánico del Pleno señala que el derecho de amparo deberá ser resuelto por la Alcaldía en el plazo máximo de diez días”.

“No cabe otra interpretación para atender este derecho fundamental de los concejales y concejalas”, ha subrayado Compromís. “Ya hemos perdido la cuenta de la cantidad de veces que el Síndic de Greuges nos ha dado la razón por la absoluta falta de transparencia del gobierno de Catalá. Esta vez ha sido por las deficientes respuestas que dan los concejales de gobierno a las peticiones de los grupos de la oposición en plenos y comisiones”, ha añadido Campillo.

“PRÁCTICAS ANTIDEMOCRÁTICAS”

El edil ha censurado que “la alcaldesa, en lugar de amparar a los concejales de la oposición en su legítimo derecho a la información, ha decidido” dar “la espalda y avalar unas prácticas antidemocráticas”.

Sergi Campillo ha asegurado que “la tarea de la oposición es fundamental para tener una democracia sana”, tras lo que ha manifestado que “parece que a Catalá le interesa más otra cosa: la opacidad y obstaculizar el control en la gestión del gobierno”.

Últimas noticias

Contenido relacionado