sábado, 20 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

STM Ford reclama que no se “presione” a la plantilla para apuntarse al ERE: “Las salidas deben ser siempre voluntarias”

Insiste al Consell en que le incluya en la mesa del sector de la automoción y ve "insultante" su "discriminación"

STM-Intersindical, segundo sindicato en representatividad en la fábrica de Ford en Almussafes, ha reclamado que las 626 salidas de la factoría recogidas en el nuevo ERE tienen que ser “siempre” voluntarias y ha pedido que no se repitan situaciones ocurridas en los últimos tres expedientes en las que, según ha asegurado el sindicato, se “aumentaron las presiones” a los trabajadores para que se inscribiesen.

Así lo ha señalado este viernes en rueda de prensa el portavoz de SMT-Intersindical en Ford, Dani Portillo, que ha repasado los motivos por los que STM-Intersindical no ha firmado el acuerdo de ERE para 626 trabajadores en la planta de Almussafes, que fue pactado por la empresa y UGT con planes de prejubilaciones a partir de los 53 años y compensaciones económicas de 40.000 euros.

El portavoz de STM-Intersindical ha puntualizado que el acuerdo de ERE “no es del todo negativo” porque recoge condiciones económicas beneficiosas para “una gran parte de la plantilla”, pero ha lamentado que se haya rechazado sus propuestas. “Desde nuestro sindicato no lo vemos viable, más que nada sobre todo porque ya la experiencia nos ha dado la razón”, ha dicho.

En primer lugar, Portillo ha afirmado que una de las peticiones formuladas “siempre” por STM-Intersindical en las negociaciones “es que las salidas siempre sean voluntarias“.

“A lo largo de los últimos tres ERE pasados, porque este es el cuarto ya en menos de cinco años, hemos visto cómo se han aumentado las presiones a trabajadores, ha habido un aumento exponencial de sanciones muy graves y invitaciones a compañeros y compañeras para que se apunten al ERE porque, claro, tienen una situación complicada y mejor que se vayan ahora que no luego en una situación fuera del amparo económico que da un ERE”, ha expresado este portavoz, quien teme que “se van a repetir circunstancias injustas y duras como ya se dieron en el ERE del año pasado“.

Igualmente, ha criticado que no se haya aceptado la propuesta de que “las salidas sean por antigüedad de la empresa”. En tercer lugar, ha explicado que se pidió reducir “de forma sustancial” los trabajadores afectados.

“Venimos de una cantidad en el 2015 de 9.000 trabajadores y ahora estamos ya con unos 4.000”, ha expuesto. STM-Intersindical aboga por fortalecer las cadenas de producción frente a las “cargas de trabajo tan duras” que se producen.

Una vez firmados el ERE de 626 trabajadores y el ERTE de casi mil trabajadores hasta el 31 de diciembre, Portillo ha indicado que se abre el proceso de definir con las administraciones el nuevo mecanismo similar a un ERTE que se aplicará hasta 2027, año en el que se lanzará el nuevo vehículo multienergía del que la fábrica valenciana producirá 300.000 unidades anuales.

STM-Intersindical ha subrayado que este nuevo mecanismo deberá evitar que la plantilla consuma su prestación por desempleo, porque “hay trabajadores que ya no la tienen y se quedan desamparados” tras encadenar los ERTE de los últimos años.

“DISCRIMINACIÓN” EN LA MESA DE AUTOMOCIÓN

En este marco, Portillo se ha dirigido al presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, y al Consell para lanzar el mensaje de que el sindicato considera “muy triste y lamentable” que no se haya incluido a STM-Intersindical en la mesa de trabajo del sector de la automoción de la Comunitat Valenciana, donde sí están UGT PV y CCOO PV, este último sin representación en el Comité de Empresa de Ford.

El portavoz de STM-Intersindical ha criticado que desde el Consell “se discrimine de esta forma tan insultante” y “lamentable a un sindicato que representa a un tercio de la plantilla”, ya que recabó el 30% de los votos en las elecciones sindicales.

“Entendemos que haciendo el uso de sus funciones está trabajando de una manera sectaria discriminando a una parte de la plantilla en un proceso que se mantiene vivo” como es la negociación del mecanismo que se aprobará “a partir de enero de 2025”, ha añadido.

Asimismo, Portillo ha reivindicado a que el gobierno autonómico y central “olviden sus diferencias políticas” para “trabajar” en el nuevo mecanismo con el que transitará Ford los próximos años.

“FE” EN EL NUEVO VEHÍCULO

Sobre si tienen confianza en la llegada del nuevo vehículo que se fabricará en Almussafes en 2027, Portillo ha afirmado: “Más que esperanza tenemos que tener fe en que venga“. “Queremos creerlo, tenemos que tener fe en que venga y confiar en que venga, está en juego el futuro del sector del automóvil y en mantenimiento de muchísimas familias”, ha subrayado, antes de subrayar su efecto sobre la industria auxiliar.

Por otra parte, sobre si cree que Amussafes no producirá los vehículos eléctricos de la compañía anunciados en 2022 y solo fabricará el multienergía, Portillo ha remarcado que su impresión es que los coches eléctricos no funcionan en el mercado y “parece que no van a venir”, pero “ojalá cambie con el tiempo y en 2027 vengan los coches eléctricos y ese coche multienergía”.

Finalmente, ha hecho hincapié en los “millones y millones” de euros que Ford ha recibido de los presupuestos de la Generalitat a lo largo de los años y ha recalcado que esas ayudas “tienen que revertir de manera que se garantice el mantenimiento del empleo y jamás se tiene que invertir en subvenciones para indemnizaciones para despedir trabajadores”. Así, ha lamentado que el acuerdo de electrificación no recogiese específicamente el compromiso de mantener el empleo.

Últimas noticias

Contenido relacionado