jueves, 13 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

El aire de València reduce sus niveles de contaminación respecto a hace 20 años según la Cátedra IA-Vis de UV

La Cátedra IA-Vis se ha convertido, según sus representantes, en "un faro de innovación y colaboración, mostrando que la ciencia y la tecnología pueden impulsar cambios significativos en nuestra calidad de vida"

El aire de la ciudad de València ha reducido “notablemente sus niveles de contaminación respecto a hace veinte años”, según los datos aportados por la Cátedra de Intèl·ligència Artificial i Visualització de Informació (Cátedra IA-Vis) de la Universitat de València (UV) en colaboración con el ayuntamiento de la ciudad.

Esta información ubica a la capital valenciana “como referente de sostenibilidad” y “europeo de lucha contra la contaminación”, según ha informado la institución académica en un comunicado. Así, ha resaltado que “los valores de NO2 (Dióxido de Nitrógeno) en el aire disminuyeron a la mitad y los de partículas PM10, un tercio”.

Desde la cátedra han apuntado que “el seguimiento de estos logros se pudo llevar a cabo gracias al muestreo en tiempo real de la calidad del aire en el que ha trabajado la red de vigilancia atmosférica de la Comunitat Valenciana”.

Igualmente, han señalado que “las once estaciones de contaminación atmosférica de la ciudad de València han registrado desde 2004 la evolución de diferentes partículas, entre las que están tanto el NO2 y el PM10 ya mencionados, como del ozono troposférico, también conocido como ozono ambiental”.

Este último, “perjudicial para la salud humana, se produce por la interacción entre compuestos derivados de la quema de combustibles fósiles con la radiación solar y aumenta en los meses de temperaturas altas e influencia solar directa más intensa”, ha precisado la misma fuente, que ha apuntado que “en los últimos años se ha constatado un aumento de este ozono perjudicial en las grandes ciudades debido a los efectos del calentamiento” y ha destacado que “es conveniente que la población vulnerable se proteja si se superan ciertos umbrales”.

La Cátedra IA-Vis ha concluido que “a pesar de los desafíos del cambio climático, València ha mantenido unos niveles de ozono troposférico muy por debajo de los límites críticos, sin superar en 2023 en ningún momento el umbral de información de 180 microgramos por metro cúbico acumulados en una hora”.

“València se ubica como una urbe ejemplar en comparación a otros grandes núcleos urbanos europeos como Madrid, donde la contaminación por ozono ha producido sesenta superaciones del umbral mencionado. El NO2 superaba ampliamente la máxima fijada por la UE en 2004 y, casi veinte años después, se sitúa por debajo, con valores muy inferiores a dicho límite”, ha añadido.

Tras ello, ha comentado que “en la actualidad, aunque sí excede el valor aconsejado por la OMS, València se encuentra también por debajo de los valores recomendamos por la legislación española”.

Por lo que respecta a las partículas PM10, desde la Cátedra de Intèl·ligència Artificial i Visualització de Informació han asegurado que “se ha mejorado” y que la capital valenciana se encuentra “muy por debajo” de los límites de la legislación española y “cerca” del objetivo recomendado por la OMS.

Transparencia

La Cátedra IA-Vis, dirigida por la profesora del Departamento de Informática de ETSE-UV Inmaculada Coma y patrocinada por el Ayuntamiento de València, se estableció con la intención de abordar los desafíos actuales de la transparencia y el acceso a la información pública.

Esta iniciativa se centra en el uso de inteligencia artificial, visualización de información y tecnologías web para mejorar la relación entre la ciudadanía y el gobierno municipal.

La cátedra ha desarrollado una aplicación web para la visualización de información relacionada con la calidad del aire en la ciudad de València. El objetivo es difundir y facilitar la comprensión de esta información por parte de la ciudadanía.

La aplicación permite a los usuarios monitorizar la calidad del aire en esta urbe mostrando de forma visual valores de calidad del aire en términos cuantitativos pero también cualitativos (buena, regular) y proporciona análisis gráficos interactivos y comprensibles.

Además, la aplicación también muestra la evolución interanual de cada uno de los contaminantes, y su valor comparado con los límites de referencia establecidos por entidades internacionales y la legislación española como nocivos par a la salud

“Faro de innovación”

La Cátedra IA-Vis se ha convertido, según sus representantes, en “un faro de innovación y colaboración, mostrando que la ciencia y la tecnología pueden impulsar cambios significativos en nuestra calidad de vida y en la transparencia gubernamental”.

Esta iniciativa muestra también “el poder de la colaboración entre la academia y el gobierno local para lograr un futuro más saludable y transparente para todos los valencianos”.

Últimas noticias

Contenido relacionado