martes, 21 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Catalá pide esperar a la resolución de Fiscalía para tomar medidas contra la edil de Vox

La alcaldesa recuerda que tienen una 'alianza de gobierno' pero que 'no tienen porque competir métodos, prácticas ni formas de ver la política' y Compromís y PSPV le piden el cese 'inmediato' de la concejal y le afean que no haya condenado los comentarios 'racistas'

La alcaldesa de València, Maria José Catalá, ha asegurado este miércoles que esperará hasta la resolución de la Fiscalía para tomar cualquier decisión respecto a la concejala de Emprendimiento y Agricultura, de Vox, Cecilia Herrero, después de que esta mañana se conociese que la Fiscalía de Delitos de Odio ha abierto diligencias de investigación penal para determinar si los mensajes en redes sociales de la concejal pueden incurrir en un delito de odio.

Máximo respeto a la actividad del fiscal y a los tiempos que marcan estos procedimientos“, ha señalado Catalá, preguntada por esta investigación que ha abierto el Ministerio Fiscal a raíz de la denuncia presentada por Compromís.

En este sentido, la alcaldesa ha explicado que ahora hay una fase de diligencias de investigación “durante un plazo máximo de seis meses” y que el fiscal “hará la investigación oportuna y determinará si se judicializa o se archiva”. “Nosotros lo que tenemos que hacer es respetar la acción del fiscal, en este caso, esperar a que ese proceso termine y ver si al final esto deriva en una denuncia al juzgado o o directamente se procede al archivo”.

Preguntada por si se siente cómoda compartiendo equipo de gobierno con una edil que lanza esos mensajes, la alcaldesa ha subrayado que ella pertenece al PP “y evidentemente nosotros no somos los mismos partidos”.

“Tenemos cuestiones diferentes; tenemos una alianza de gobierno que está centrada básicamente en la gestión de la ciudad y, por tanto, no tenemos por qué compartir métodos, prácticas ni formas de ver la política“, ha indicado la responsable local, que también ha recordado que el Ayuntamiento de València “y así se ha determinado en una moción por la unanimidad de todos los grupos políticos –la moción solo fue aprobada por PP y Vox tras tumbar la propuesta socialista, cualquier comentario de discriminación, cualquier comentario impropio, desde luego está fuera de lugar“.

Sobre las peticiones de cese de los partidos de la oposición, Catalá ha reiterado que “van a esperar a los tiempos de la Fiscalía para tomar decisiones” y ha abogado por “no precipitarse” porque “ya tenemos experiencias que mandan prudencia”. Asimismo, preguntada por si ha tenido ocasión de hablar con Herrero, se ha limitado a decir: “Hablo mucho con mi equipo de gobierno”.

La oposición pide el cese

Por su parte, los partidos de la oposición, PSPV y Compromís, han pedido el cese “inmediato” de la concejal de Vox y han afeado a la alcaldesa Maria José Catalá que “no hay asido capaz de condenar” estos comentarios por los que la Fiscalía ha abierto diligencias de investigación.

En este sentido, la portavoz de Compromís en el Ayuntamiento, Papi Robles, ha celebrado con “alegría” que se haya admitido a trámite su denuncia contra los comentarios de la edil Cecilia Herrero, pero se ha preguntado cómo puede ser que “siga como concejal dentro del gobierno y que la señora Catalá ni siquiera ha sido capaz de condenar estas alusiones que hace esta señora de manera directa y pública”.

“Es muy peligroso que concejalas del Ayuntamiento de València hagan afirmaciones que inciten al odio, porque eso después genera agresiones en la calle que estamos viendo que están aumentando últimamente“. “No vamos a dejar que las personas que ostentan cargos en instituciones públicas expandan discursos contra las persones por su color de piel, por sus ideas políticas o por su orientación sexual, y que la alcaldesa no haga nada”, ha asegurado.

En este sentido, ha instado a “la sociedad civil organizada, a todas las fuerzas democráticas, a todos los sindicatos, partidos políticos y todas aquellas personas que se sientan desprotegidas, a que acudan a la Fiscalía para que se investiguen estos hechos. Es la manera más eficaz que tenemos para luchar contra el avance de la extrema derecha y los discursos de odio. “Estamos protegidas, hoy se demuestra, y desde Compromís queremos animar a todo el mundo a que recurra a este tipo de mecanismos”, ha animado Robles.

Finalmente, Robles ha insistido en que “no se puede consentir” que una concejala que representa a València, que tiene personas de todos los lugares, de todas las procedencias, de todas las culturas, de todas las capacidades físicas, psíquicas o cualquier tipo de diversidad social, “se sientan totalmente desprotegidas y atacadas por su gobierno. Cuando lo hace una concejala, lo hace la alcaldesa”.

Así pues, ha vuelto a reclamar a la alcaldesa que “de un paso adelante y cese a la señora Herrero” para “demostrarle a la sociedad que usted quiere proteger a todos los valencianos y valencianas“. “No se puede continuar consintiendo estos discurso de odio en la ciudad”, ha finalizado.

“Cordón sanitario delitos odio”

Por su parte, el concejal del PSPV en el Ayuntamiento Borja Sanjuán ha advertido de que María José Catalá tiene que cesar “inmediatamente” a la concejala de VOX porque “es absolutamente vergonzoso València tenga en su gobierno a una persona racista y orgullosa de serlo por culpa de la debilidad de María José Catalá que tiene miedo a perder cuatro votos de la extrema derecha”.

En declaraciones a los medios, Sanjuán ha recordado que los socialistas llevaron al pleno los tuits racistas de la concejala de Vox para que fueran reprobados pero “Catalá perdió la oportunidad de hacerlo”. “Ante nuestra incredulidad no fue capaz de reprocharle su actitud. No solamente no fue capaz de echarla del gobierno sino que ni siquiera fue capaz de condenar esas manifestaciones que incluían comentarios como ‘somos negros ya podemos robar’ o calificaba cualquier tipo de inmigración como ‘invasión’”, ha relatado. 

En esta línea, ha reiterado que las declaraciones de la concejala del gobierno de Catalá “son del todo intolerables e incompatibles con el cargo público que tiene la obligación de representar a todos los vecinos y vecinas de la ciudad de Valencia, incluidas a aquellas personas a las que ella se cree con impunidad para despreciar en sus redes sociales”. 

Para el edil socialista, el paso dado por la Fiscalía es “la gota que colma el vaso y es imposible que la señora Cecilia siga siendo concejala del Ayuntamiento”. Así, ha insistido en que Catalá “cada día que pasa sin que le cese está demostrando o dando argumentos para decir que no está a la altura del cargo de alcaldesa de la ciudad de Valencia”. 

“Si acaba el día de hoy después de conocer la apertura de diligencias sin que la cese, tendremos que pedir la dimisión de María José Catalá porque es la máxima responsable de las personas que está en su gobierno”, ha advertido y ha hecho hincapié en que Catalá debe “poner su responsabilidad como alcaldesa de València por delante de la estabilidad o del miedo que le tenga a perder los cuatro apoyos de Vox”.

Si tiene miedo a perder los cuatro votos de Vox, lo que tiene que hacer es dialogar con la oposición y buscar acuerdos por el bien de la ciudad que nos permitan poner un cordón sanitario frente a quienes promueven los discursos del odio y del racismo. Si no lo hace es porque se siente cómoda con ese discurso”, ha concluido.

Últimas noticias

Contenido relacionado