domingo, 19 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Ribó se despide del Ayuntamiento: ‘Nadie podrá quitarme nunca el orgullo de ser alcalde de València’

La alcaldesa ha regalado al exalcalde, en nombre de la Corporación, una copia de las actas de su toma de posesión como alcalde en 2015 y 2019 y un grabado litográfico del paisaje de València en 1844

El exalcalde de València y concejal de Compromís, Joan Ribó, ha dejado este miércoles, entre aplausos y muestras de afecto de sus compañeros de corporación, su acta en el Ayuntamiento tras trece años como edil y ocho como máximo responsable municipal.

Tras las elecciones del mes de mayo, Ribó ya avanzó su intención de dejar la primera línea política y cedió la portavocía del grupo municipal a la número 2 Papi Robles. Ahora, en el pleno ordinario del mes de marzo se ha hecho efectiva su renuncia con un deseo de que la capital del Turia “vuelva a la luz”.

En su discurso de despedida, Ribó ha recordado que fue con 17 años cuando pisó por primera vez València y descubrió “el olor a Mediterráneo, la luz inconfundible de la ciudad”, una ciudad “dinámica, alegre” y que miraba al futuro orgullosa de su historia”.

Del mismo modo, el dirigente valencianista ha señalado que Compromís llegó al consistorio con solo tres concejales y que ahora lo deja con gente “muy preparada” y “muy comprometida, mucho más joven y con muchas ganas” de trabajar para responder a los valencianos que han confiado en esa coalición. “Cuidad, cuidemos este instrumento tan maravilloso que nos hemos dado los valencianos” ha pedido a los concejales valencianista.

“El regalo más grande que se puede dar a una personas enamorada de València”

Del mismo modo, el exalcalde ha dado las gracias a los vecinos y vecinas de València por haberle “dado el regalo más grande que se puede dar a una persona enamorada de València: haberme dejado ser vuestro alcalde. Como dijo el poeta: nadie me quitará nunca este orgullo”.

El dirigente valencianista ha tenido también palabras de afecto hacia los funcionarios de la casa “por su trabajo incansable y por hacerlo todo tan fácil, tanto cuando era el alcalde como en la oposición”; así como a los periodistas y a la prensa “por no haberle perdonado nunca ni una“. “Con vuestro trabajo diario nos hacen mejores gobernantes, así que me permitirán que os pida que a mi sucesora no la priven de este regalo”.

“Trellat”

Ribó también ha hecho un repaso de sus mandatos al frente del Ayuntamiento: “Hemos hecho avanzar esta ciudad a lugares inimaginables en 2011, hemos modernizado València y hemos avanzado por caminos de progreso y sostenibilidad que ahora algunos quieren poner en riesgo”.

En este sentido, ha agradecido a sus socios de gobierno en sus dos mandatos, el PSPV, y ha asegurado que “viendo cómo se las gastan los que tenemos enfrente creo que podemos sentirnos bien orgullosos del papel que hemos desarrollamos en el gobierno”. “Hemos demostrado que en la izquierda nos podíamos poner de acuerdo”, ha precisado.

El dirigente valencianista también ha pedido “trellat” al nuevo gobierno municipal y ha asegurado que deja de ser concejal pero que no deja la política “porque continuará trabajando desde las calles, la sociedad civil y las redes sociales” para “devolver a València un gobierno a su altura, que anteponga siempre los intereses de València y de su gente”.

Por último, el exalcalde se ha despedido con un deseo para esta València “que tantas veces Sorolla pintó con colores vivos: Que vuelva la luz”.

“Respeto”

Por su parte, la alcaldesa, María José Català, ha evitado “hacer política” y apostado por que su intervención fuera “el oasis que necesita la política”. En este sentido, ha valorado de Joan Ribó “el sentimiento común de aprecio que tienen por la ciudad y por haber contribuido a hacer una transición modélica”.

Además, la alcaldesa ha deseado a Ribó “lo mejor” en lo personal y en el proyecto que emprenda ahora y se ha mostrado segura de que podrá contar con su colaboración en iniciativas en favor de València. “Me he dado cuenta de que lo podré hacer”, ha dicho.

“Las etapas en la política van y vienen y lo importante es tener buenas relaciones” ha indicado Catalá, que ha regalado a Ribó, en nombre de la Corporación, una copia de las actas de su toma de posesión como alcalde en 2015 y 2019 y un grabado litográfico del paisaje de València en 1844. Además, la alcaldesa se ha comprometido a “cuidar del olivo que me regalaste y a cuidar de València” y le ha dado las gracias “en nombre de la ciudad por ser nuestro alcalde”.

“Gran legado”

La portavoz de Compromís, Papi Robles, visiblemente emocionada, ha hablado de Ribó como “jefe, amigo y padre político” y un “referente de nuestra ciudad por la capacidad de transformación, diálogo y honestidad”. “Cuando entraste en el Ayuntamiento, allá por el 2015, abriste puertas y ventanas, y al día siguiente de las elecciones en València entera ya se respiraba mejor”, ha destacado.

“Como Compromís nos comprometemos a seguir tu ejemplo, el ejemplo de trabajo, de perseverancia, de confianza. Tú nos enseñaste que sí, que se puede ganar. Que se puede gobernar con honradez” ha indicado Robles, que también le ha asegurado que puede “irse tranquilo porque deja un equipo que ha aprendido la lección. Gracias a ti, sabemos que otra València es posible”.

Por su parte, la portavoz del PSPV en el Ayuntamiento, Sandra Gómez, que ha regalado una foto al exalcalde del pacto de la Nau, ha agradecido a Ribó “los años de trabajo compartido y de proyecto común” en los que, ha subrayado, “conseguimos sacar a la ciudad de València del mal momento en la que nos la encontramos en 2015 y dejarla a punto como una de las grandes referencias europeas”. En este sentido, se ha manifestado “orgullosa del legado que el gobierno de coalición del que formamos parte ha dejado en València”.

Antes del pleno, el portavoz de Vox y segundo teniente de alcalde, Juanma Badenas, ha considerado que “las políticas de Ribó no fueron buenas para València” y ha dicho que “los electores se dieron cuenta”. “Creo que el mayor defecto aparte de la inseguridad, la falta de limpieza y la mala movilidad, fue su soberbia moral, tratar de imponer un modelo”, ha señalado.

Últimas noticias

Contenido relacionado